» HOME  » REGISTRARSE  » CONTACTO 
WallpapersPublicar avisoListado de rubros
Usuario Contraseña
» Busqueda
  << VOLVER   .: HISTORIAS DE COLECCION
Mate Cocido
HISTORIA

Parte 1, parte 2, parte 3, parte 4, parte 5, parte 6, parte 7, parte 8, parte 9,
parte 10, parte 11, parte 12, parte 13, parte 14, parte 15, parte 16, parte 17,
parte 18, parte 19.


GALERIA DE FOTOS
PARTE 16

En el capítulo anterior comencé a relatarles el histórico encuentro entre Mate Cocido y Juan Bautista Bairoletto. Encuentro programado por amigos y aliados en común. Con el único objetivo de unirlos para luchar y doblegar el imperio de La Forestal que tantos abusos cometían con sus obreros.
Juntos y organizados ambos jefes -consideraban sus aliados y organizadores de este encuentro- estaban seguros que no podían fallar. Pero eran conscientes que era muy difícil lograr que se pongan de acuerdo. Ambos tenían fuertes personalidades y no estaban acostumbrados a recibir órdenes ni siquiera sugerencias y mucho menos de un desconocido. Pero también ambos tenían objetivos en común como luchar contra la injusticia, razón que sus aliados consideraron suficiente teniendo en cuenta su gran sentido de justicia para unirlos.

El entorno privado, tenía conocimiento que ambos planeaban retirarse de su vida delictiva a corto plazo, a fin de reunirse con sus respectivas familias y consideraban que este tenía que ser el golpe que marcara a fuego la culminación de sus hazañas en la memoria popular.
Además, consideraban que de acuerdo a sus actitudes frente a la vida, no podrían ellos rehusarse al honor y la confianza que le estaban otorgando sus compañeros anarquistas.

Y así fue...los unieron y sin perder demasiado tiempo -tras una serie de encuentros- comenzaron a crear su primer “gran plan”.

Y llego el día tan esperado...

Luego de varias reuniones lograron idear un muy buen plan para asaltar “Quebrachales Fusionados”, una sociedad anónima anexa de La Forestal, que poseía la fábrica taninera más grande del Chaco situada en la localidad de Tirol, a pocos kilómetros de Resistencia. Solo faltaban ultimar algunos detalles, que Bairoletto personalmente se haría cargo en compañía de “el Tucuta” y “el negro”.

Los datos sobre los movimientos internos de la empresa fueron suministrados por un empleado bien pagado por Mate Cocido. Este informe decía que el penúltimo día de cada mes el gerente a cargo de la empresa personalmente se encargaba de retirar el dinero de la sucursal del Banco de la Nación de Resistencia, con custodia, para pagar a proveedores.
Juan, tal como lo habían planeado, viajó especialmente a Resistencia a fin de observar qué movimiento tenía la esquina céntrica del Banco en Resistencia, la circulación de las calles y las garitas de los agentes de la policía. Y tras comprobar que se les complicaría asaltarlo a la salida, decidieron interceptarlo en plena ruta de regreso.

La mañana del 30 de Marzo 1938 fue el día elegido para llevar adelante sus planes. Dos de los cómplices se ubicaron cerca de la casa particular del gerente de la empresa a fin de seguirle los pasos. Y Mate Cocido y Bairoletto, junto con sus compinches, se dirigieron hacia el Puente de Tirol. De acuerdo a los datos obtenidos, el gerente de la empresa debía dirigirse al Banco en donde lo estarían esperando dos custodios fuertemente armados para trasportar el dinero, movimiento que realizaba puntualmente todos los fines de mes.

Y así fue, todo venía saliendo como estaba previsto. Y cuando el auto de regreso del banco, con el gerente, el dinero, su chofer y dos custodios, pasaron por el Puente Tirol, salieron sorpresivamente -cruzando una camioneta y fuertemente armados- Bairoletto y Mate Cocido, ubicados en la parte trasera y parados disparaban sus armas al aire. Ambos con los rostros cubiertos entran en acción, utilizando el efecto sorpresa, produciéndose ante los ojos atónitos de sus victimas el despliegue de sus compañeros armados, logrando exitosamente que el auto se detenga y se entreguen sin poner resistencia.

Con el dinero en su poder la banda necesitaba tiempo para poner distancia así que procedieron a robarles el auto y a ellos los maniataron dejándolos con los ojos tapados dentro del monte, advirtiéndoles con firmeza que se quedaran mudos e inmóviles por un buen rato y emprendieron la fuga a toda velocidad sin dejar rastros de los hechos. Luego dejaron el auto de sus victimas abandonado a pocos kilómetros del lugar.

La sincronización del accionar fue perfecta, cada uno cumplió el rol asignado, el tiempo utilizado fue no más de 15 minutos y todo salió a la perfección tal como lo habían planeado.

Los directores de la compañía, enterados de los hechos, no entendían nada, hasta ese momento nadie se había atrevido a llegar tan lejos. El jefe de la policía de la Provincia recibió todo tipo de presiones para que ordenara a toda la policía del lugar actuar en forma contundente, y sabiendo que le podía costar el puesto decidió poner en practicar una brutal redada, cayendo entre otros Herminia Álvarez la amante de Mate Cocido.

Éxito y decepción

Los 13.000 pesos obtenidos en el robo era mucha plata, pero hubo que repartirlas entre tantos que la suma neta que le quedo a cada uno fue decepcionante y además a Juan le descontaron el dinero que le habían prestado a cuenta, hecho que no le gusto para nada.

Estaba planeado realizar otro atraco pero esta vez en otro establecimiento de La Forestal ubicado en pleno monte, pero con el despliegue policial existente en la zona tras los hechos era muy peligroso. Tenían que tomarse un tiempo prudencial -propuso Mate Cocido- pero hasta cuando, se preguntaba Bairoletto.

El hecho de permanecer en la zona era muy peligroso para Juan, y es cuando propone realizarlo en plena noche a lo que Mate Cocido se opone y renuncia a seguir adelante con el plan por el momento, produciéndose entre ambos un fuerte altercado, casi llegando a las manos, complicando las relaciones entre ellos a partir de lo sucedido.

No dándose por vencido Bairoletto decide armar su propia banda con el Tucuta, el Negro y tres hombres de la banda de Mate Cosido, utilizando el rancho de unos leñadores ubicado en el medio del monte para planear y ultimar detalles del asalto. Y el 5 de Mayo se pusieron en camino a caballo fuertemente armados y decididos a todo, sin los reparos que imponía Mate Cocido. Tenían el dato que para esa fecha se encontrarían con un buen botín.
Llegaron al lugar de día, para poder observar cuales eran los accesos y esperaron la noche pacientemente para actuar. Alrededor de las 22 hs. la calma y el silencio era total en pleno monte, y es cuando deciden entrar en acción. Manejándose con sigilo intentan ingresar por una puerta lateral, con tan mala suerte que uno de los guardias escucha un ruido sospechoso y acude ha ver qué sucedía. Apenas los ve empieza a disparar alertando a los demás custodios que no tardan en llegar produciéndose, un tiroteo intenso en donde cae Mieres, un viejo empleado de la firma. Ante el panorama sus compañeros deciden continuar defendiendo el lugar.

Bairoletto y su gente no pudieron sostener la situación, ellos eran muchos más, decidiendo retirarse antes que la policía llegara. Regresando a sus guaridas esa misma noche, vencidos por los acontecimientos y con una muerte encima. Situación que Bairoletto no tenía previsto y Mate Cocido –presiente- no se lo va a perdonar.


Esta historia continuará...


Parte 1, parte 2, parte 3, parte 4, parte 5, parte 6, parte 7, parte 8, parte 9, parte 10, parte 11, parte 12, parte 13, parte 14, parte 15, parte 16, parte 17, parte 18, parte 19.

Todas las historias
Butch Cassidy
 
Juan Bautista
Bairoletto
 
Mate Cocido
 
 
  << VOLVER    
       
NOTICAMPO (C) Y (R) 2004 - WWW.NOTICAMPO.COM - INFO@NOTICAMPO.COM - TEL: 02362 15505371 - JUNIN (B)
Desarrollo web en Junín por www.brandal.com.ar