» HOME  » REGISTRARSE  » CONTACTO 
WallpapersPublicar avisoListado de rubros
Usuario Contraseña
» Busqueda
  << VOLVER   .: HISTORIAS DE COLECCION
Mate Cocido
HISTORIA

Parte 1, parte 2, parte 3, parte 4, parte 5, parte 6, parte 7, parte 8, parte 9,
parte 10, parte 11, parte 12, parte 13, parte 14, parte 15, parte 16, parte 17,
parte 18, parte 19.


GALERIA DE FOTOS
PARTE 19

Tras el secuestro de Jacinto Berzón, el cual le trajo consecuencias nefastas por la traición de Julio Centurión, Mate Cocido decide abandonar su estadía agobiante dentro del monte. Si bien se sentía -en un principio- protegido y conocía cada uno de sus recovecos, con la última actuación de los Gendarmes, el panorama había cambiado abruptamente.

Ya no se sentía seguro y la idea de abandonar su vida delictiva -realidad concretamente planeada por él - tomaba fuerza ante los hechos. Su instinto le indicaba que era hora de poner distancia y buscarse un refugio seguro si es que pretendía seguir en libertad. Dueño de una cuantiosa fortuna adquirida por su accionar delictivo no presentaba razones para seguir corriendo riesgos. Además no se justificaba –mirando su vida objetivamente-seguir sacrificándose dentro del monte, se podría decir que ya era un hombre realizado en cuanto a sus metas y sus objetivos en cuanto a su fortuna, ya habían sido logrados y superado con creces. Pero antes de su retirada tenía de poner algunas cosas en su lugar...

Hombre de negocios

Segundo David Peralta, tras los hechos relatados en el capitulo anterior se instala en Gancedo, en el campo de un amigo, un tal Carlos con quien tenía desde tiempo atrás vinculaciones financieras.

La correspondencia de su familia le llegaba por indicación de él a nombre de un peón del establecimiento. Para sus respuestas, Peralta inventó el último seudónimo del que se tiene noticia y el más desconcertante de todos, pues se trata de un nombre de mujer: “Angélica”.

En enero de 1941, Mate Cocido se entera que su sobrino ha sido detenido en Tucumán, de donde fue trasladado a Resistencia para prestar declaración todo esto por obra de la Gendarmería. Entonces escribe a su hermano Patricio que vivía en Córdoba para que tome las precauciones del caso, previendo que su sobrino sea sometido a interrogatorios apremiantes; por lo que se hace indispensable que sea escondida toda la documentación y destruida las cartas que lo comprometan.

Sin embargo, Patricio no pudo borrar todas las huellas que conducían a él. Fue detenido por la policía de Córdoba y trasladado a Resistencia para la averiguación de sus antecedentes. Se sospechaba que era depositario del dinero acumulado por su hermano a lo largo de su actividad delictiva. Y en efecto, durante los interrogatorios no pudo justificar su holganza económica, pues siendo un modesto empleado del Correo se dedicaba al deporte de los reyes, y disponía de varios “pura sangre” en su caballeriza privada.


El fantasma de Mate Cocido

Durante su permanencia en Gancedo (Chaco), Mate Cocido dio muestras de su resolución definitiva de reintegrarse a la vida normal, dedicándose a la compra y venta de hacienda. En realidad él actuaba como financista de las operaciones, teniendo en cuenta la considerable fortuna de que era poseedor.

Pero a fines de febrero de 1941. Mate Cocido resolvió ausentarse del Chaco. Tal vez tuviera indicios de que la Gendarmería rastreaba sus huellas; quizás lo impulsaba su estrategia del cambio de guarida. El caso, es que entró en comunicación con un amigo en Añatuya (Santiago del Estero), con un tal Segundo Fagali para radicarse allí.

Una noche de principios de marzo, se puso en marcha en automóvil desde Gancedo con su amigo de chofer, Mate Cocido iba sentado atrás, con un arsenal para repeler cualquier sorpresa. Había llovido el día anterior y la travesía fue ardua por los barriales de la ruta. Cerca del amanecer entraron en Añatuya. Desde una casa de los alrededores hicieron señales con una linterna, como estaba convenido, y el coche se detuvo despidiéndose de su amigo-socio con un apretón de manos por haberlo conducido a su nuevo refugio.

Transcurrieron allí varios días de confidencia y Mate Cocido le comenta al amigo su decisión de retirarse de la vida delictiva debido a que la gendarmería le viene pisando los talones y habían matado y/o detenido sus mejores hombres.

Finalmente Fagali recibió una delicada misión. Debía viajar a Córdoba para entregar 3000 pesos a Ramona y llevar a su hermano Patricio –liberado tras ser defendido por un buen y costoso abogado- el poder para la venta de la quinta ubicada en Ferreira, (Córdoba). La propiedad debía ser negociada en 5.800 pesos. La mitad de esta suma se ahorraría a nombre de su hijo Mario Fernando y la otra se distribuiría entre Patricio y Ramona. Mate Cocido firmó el poder de venta con el nombre de Julio del Prado.

Días después, Segundo Fagali partió de viaje y Mate Cocido despidiéndose de él desapareció para siempre.

Estas fueron las últimas referencias concretas que hasta hoy se conocen sobre su inescrutable vida ulterior.

Las versiones abundan, por supuesto, pero nada puede asegurarse rotundamente. Mate Cocido realizó la proeza final de su astucia, la posterior hazaña: el enigma de su paradero, hasta hoy no descifrado.

¿Adónde se dirigió después de su estadía en Añatuya?. ¿Qué hizo?. ¿Cómo y con quiénes vivió?. Se habrá reunido al fin con Ramona y Mario Fernando?. En realidad, nada se supo de él, con certeza, luego de su desaparición.

Suposiciones

Sin embargo, algunas premisas pueden deducirse frente al misterio. Ante todo, es seguro que a partir de su desaparición. Segundo David Peralta inició una existencia tranquila, sosegada y de total alejamiento de sus actividades anteriores.

Durante sus últimos años de actuación delictiva se presentan sobradas evidencias de sus intenciones respecto a este propósito. Además está el ejemplo de algunos de sus compañeros de correrías, precisamente los de mayor confianza, que se integraron al orden social, incluso arrastrando el purgatorio de la cárcel para redimir sus vidas.

De otra manera, ¿cómo explicar que en 1940 se interrumpa definitivamente toda referencia policial sobre David Peralta?. Los nombres supuestos que hubiera inventado David Peralta en otras fechorías, no podían constituir una dificultad insuperable para localizarlo e individualizarlo, ya que los sumarios policiales de cuatro provincias coincidieron durante veintidós años en su filiación inequívoca. Por otra parte, las oficinas de gendarmería no descansaban y requerían informes de todo el país. El propio Patricio Peralta fue mandado detener en Córdoba y trasladado a Resistencia en 1941 para ser investigado sobre el destino de su hermano con resultados negativos.

Lo más verosímil

Para conjeturar sobre la muerte de David Peralta nos tenemos que atener, más que a la probabilidad, a la versión más admisible y posible entre las muchas que suscitó el enigma de su desaparición. Los datos son de tan buen origen que nunca se reveló la fuente y esta versión relata que tras deambular por varias provincias durante un largo tiempo -con identidad y fisonomía encubierta junto a su familia- Segundo David Peralta se radicó en su tierra natal, Tucumán. Teniendo, Ramona y Mario Fernando que adoptar otros nombres por cuestiones de seguridad, consiguiendo así cumplir con su anhelado sueño de vivir rodeado de sus seres queridos y ante todo en paz, con su conciencia, con la sociedad y la ley.

De ser así, Segundo David Peralta habría cumplido con su último objetivo tan hábilmente planeado en sus largas noches de soledad, liberarse definitivamente de sus perseguidores. Dicen que sobre su tumba luce un epitafio redactado con mucha ternura por su amado hijo con su último nombre supuesto, el que nunca pudo ser desmentido, ni negado y mucho menos aun conocido pese a ser tan investigado.

Finalmente el caso “Mate Cocido” catalogado como el misterio más grande de la historia policial argentina se dio por cerrado y archivado en el año 1972.

FIN.


Parte 1, parte 2, parte 3, parte 4, parte 5, parte 6, parte 7, parte 8, parte 9, parte 10, parte 11, parte 12, parte 13, parte 14, parte 15, parte 16, parte 17, parte 18, parte 19.

Todas las historias
Butch Cassidy
 
Juan Bautista
Bairoletto
 
Mate Cocido
 
 
  << VOLVER    
       
NOTICAMPO (C) Y (R) 2004 - WWW.NOTICAMPO.COM - INFO@NOTICAMPO.COM - TEL: 02362 15505371 - JUNIN (B)
Desarrollo web en Junín por www.brandal.com.ar